Psicólogos Destacados:
15/12/2018 23:42

Las relaciones satisfactorias deben empezar con límites

Tal vez usted piense que una relación se basa en el apoyo mutuo y en la entrega total y que establecer límites no es necesario porque usted quiere que la otra persona sepa que a usted le importa mucho él/ella y que haría lo que sea por verla feliz.

Este concepto funciona bien en las primeras etapas de una relación que es nueva y excitante, pero una relación importante debe construirse luego de que la luna de miel termina y el cansancio por haber estado fuera de su ritmo normal, saliendo con esta nueva persona, olvidando a los amigos, la familia y otras obligaciones comienza a afectarles. Usted le ha estado diciendo que sí a todo lo que esta nueva y maravillosa persona le ha estado pidiendo porque bueno, es maravillosa y usted quiere hacerla feliz. Pero en algún momento usted sentirá un cambio. La emoción se fue y usted siente que ya no puede decirle “no” a esa persona, especialmente si realmente necesita su ayuda.

Si esa persona está pasando por un mal momento, obviamente usted se sentirá mal y querrá estar ahí para ayudar. Ya que usted quiere tanto a esa persona, en realidad le resulta doloroso verla sufrir y por eso usted teme decir “no”, porque tiene miedo de que esa persona se enoje y peor aún se vaya de su lado.

Sin embargo, cuando uno de los dos siempre dice “sí”, no hay mucha oportunidad de que la confianza se desarroll. Si usted siempre dice “sí”, entonces en algún punto se preguntará “¿qué sucedería si yo dejara de decir “sí”? ¿Esta persona seguirá queriéndome?” Ya que usted siempre está haciendo lo que cree que esa persona quiere, es difícil saber si la quiere de verdad y como consecuencia, usted empezará a sentirse usada y a sospechar.

De inmediato, usted empezará a decir “sí” a las peticiones de esa persona cuando en realidad no es eso lo que usted quiere; por lo tanto usted termina sacrificando sus deseos y necesidades por hacer feliz a esta otra persona. A la larga, usted empezará a resentirse y a preguntarse “¿cuándo me toca a mí?”.

Por otro lado, su pareja empezará también a desconfiar de usted, se preguntará si usted está haciendo todo lo que él/ella quiere por obligación, por hacerlo feliz.

Decirle “no” a las personas que uno ama es atemorizante, pero cuando sus seres queridos o su pareja saben que usted puede decir “no”, ellos confiarán en usted cuando diga “sí”. De esta manera, usted confiará en ellos y sabrá que la aman por todo lo que usted es y no solo por lo que hace por los demás.

– Psicologo Ernesto Secaira

Comments are closed.

Psicólogos en Guayaquil