Psicólogos Destacados:
15/08/2018 02:18

Cuando uno de los dos se queda en casa

Cuando uno de los padres decide no trabajar y se queda en casa, es casi seguro que saldrán a la luz varios problemas que deberán ser resueltos. Muchas veces aparecerán las discusiones sobre las responsabilidades del hogar, el dinero, y las salidas en pareja. Es importante trabajar juntos para resolver estos problemas y así evitar que se afecten el matrimonio.

Compartir las responsabilidades

 

Una de las quejas más comunes de las personas que no trabajan y se quedan en la casa, es que se sienten abrumados con las responsabilidades del hogar, ya que expresan que su pareja (la que trabaja fuera del hogar) ya no ayuda en nada en los quehaceres o en el cuidado de los niños.

Es importante apoyarse en esta situación, trate de ver las cosas desde el punto de vista de su cónyuge, exprese y dígale lo que usted espera de él o de ella, y analice lo que los dos podrían hacer para lograrlo.

El trabajo de la casa es duro y no recibe paga, no recibe ningún reconocimiento y lo peor de todo es que no termina nunca. Pida ayuda cuando la necesite y trate de regalarse tiempo para usted mismo. Llegue a un acuerdo con su cónyuge sobre los quehaceres del hogar y el cuidado de los niños y hagan que funcione para los dos.

También es importante recordar que la persona que trabaja fuera de casa pueda estar sintiendo mucha presión y estrés por su trabajo; así que trate de apoyar a su pareja en este caso.

Comunicación

 

Los hábitos de comunicación a menudo cambian cuando una persona se queda en casa. Cuando esto sucede, la persona se vuelve alejada y siente la falta de comunicación con otros adultos. Es aquí cuando la comunicación de pareja se vuelve indispensable.

A veces, la persona que se queda en casa piensa que no tiene mucho para contribuir, piensa “me paso todos los días limpiando, cocinando y cambiando pañales, no tengo mucho más qué decir”. Asegúrese de pasar tiempo de calidad hablando de cosas que no tengan ninguna relación con lo que sucede dentro de la casa.

Socializar juntos

 

Asegúrese de pasar tiempo socializando en pareja con otros adultos, sin los niños, y que el padre que se queda en casa podría sentirse aislado. Tómense un tiempo para programar salidas procuren salir de la casa al menos un par de veces al mes, ya sea ustedes solos o con amigos o familia, busquen a alguien con quién dejar a los niños para que ustedes como pareja puedan divertirse juntos. Es importante disfrutar de la compañía de cada uno, y salir de la casa.

Redacción: Psicóloga Clínica Nancy Barros

Comments are closed.

Psicólogos en Guayaquil