Psicólogos Destacados:
15/08/2018 02:17

Cuando muere una mascota

En cuanto a las estadísticas, cada vez más personas tienen mascotas. Los gatos le han ganado a los perros como mascotas, aunque las personas también tienen otros animales.
Ver en los supermercados los mostradores de alimentos y accesorios para mascotas deja en claro cuánto ama la gente a sus animales.

Las mascotas son parte de la familia, son parte de lo que somos y cómo nos vemos a nosotros mismos. Cuando nuestra mascota está enferma o muere, puede suscitarse un gran dolor ante la pérdida. Ante una desgracia de este tipo usted puede llegar a sentir las mismas sensaciones como si un miembro de la familia o un amigo cercano estuviera pasando por ello.
No tiene por qué avergonzarse de lo que siente por el contrario debe dar rienda suelta a esos sentimientos mas no negarlos.

Si se ha encariñado demasiado con su mascota y sufre ante su pérdida debe permitirse un período adecuado de duelo, y buscar quien lo apoye ante la pérdida. Es posible que desee guardar algo para rememorar a su mascota, pero trate de que estos recuerdos esten dentro de los límites adecuados. No extralimite sus gastos en cosas para rememorar a su mascota fallecida.

Si siente que ya no puede superar el dolor trate de buscar ayuda profesional. Usted y su vida deben seguir adelante.

Ante la pérdida inevitable de nuestras mascotas debemos tener presente que hemos de aprovechar al máximo cada día que pasemos con ellas y honrarlas toda su vida.

Después de un tiempo adecuado, encuentre otra mascota a quien amar. Ella o él no será la misma que perdió, pero de seguro estará agradecida por tenerlo como amo.

Comments are closed.

Psicólogos en Guayaquil